martes, octubre 03, 2017

Adiós VICTORINO


Se nos ha ido Victorino Martín el más grande de los ganaderos de bravo de los últimos tiempos, descanse en paz.
Nuestro pésame y abrazo sentido a la familia y amigos.
Los aficionados a la tauromaquia tenemos una inmensa deuda con él. Nunca olvidaremos su pasión y amor al  toro bravo.
Hasta siempre, amigo

sábado, septiembre 30, 2017

martes, septiembre 19, 2017

Javier Cortés

-Con este toro Javier Cortés dio su primer toque de atención en lo poco que duró el toro: una forma torerísima y muy decidida de abrirse con Granjero hacia el tercio y una excelente colocación y remate en la única serie de redondos que el animal se tragó antes de pararse

-Cortés empieza muy decidido su trasteo por naturales, dando distancia, como no se ha visto en Madrid en toda la temporada, y echando la pata hacia adelante con verdad y decisión

José Ramón Márquez

lunes, septiembre 18, 2017

Si no hay respeto para el toro, difícil es que lo haya para la tauromaquia (Antonio Lorca)

Tiempo ha que el toro, el gran protagonista de la tauromaquia -el jefe de la cosa, el rey- ha sido destronado y dormita escondido en un exilio interior que lo tiene desesperanzado y triste. No hay más que verle la cara cada vez que uno de ellos aparece en un ruedo.
Tiempo ha que ha sufrido un violento golpe de estado que lo ha despojado de sus poderes y relegado a un deshonroso papel de convidado de piedra en una fiesta a la que ya no conoce ni el que la fundó.
Y los golpistas han sido los toreros -con la colaboración diligente, irresponsable e imprudente de ganaderos y empresarios-, erigidos en dueños de un negocio que, a la vista está, se les va de las manos con la huída en masa de los aficionados.
No tiene sentido alguno que la tauromaquia se siga llamando ‘fiesta de los toros’, cuando estos han sido despojados de toda autoridad y cometido estelar. Hoy no existe más que la fiesta de los toreros, alentada por esos aficionados de nuevo cuño -espectadores, no más- que se definen como ‘toreristas’, como si la tauromaquia se sustentara en las poses aflamencadas de un señor vestido de luces ante un tonto toro artista y apocado.
Antonio Lorca
Aquí el artículo completo

jueves, agosto 31, 2017

Desesperados los aficionados en Valladolid,mientras Matilla silbando.

Nos escribe un aficionado de Valladolid la siguiente carta:

"Hola, os escribo tratando de dar voz a lo que creo que es una tomadura de pelo, el trato que la empresa de la plaza de Valladolid da a sus aficionados. Ya va para un mes que están vendiendo los abonos, lo anuncian en todos los medios, aún cuando saben de sobra que el cartel que anuncian es falso. Morante no irá, ni Fandi y ellos andan diciendo que Manzanares si(2 tardes) , cuando todos sabemos que no lo hará y todas las ferias están anunciando sus sustitutos. Ante tal engaño de tomarnos por bobos y vender un cartel que es mentira,son numerosas las personas que se están quejando en su página de Facebook como se puede ver en las imágenes que os mando,y ellos las ignoran tomándonos por tontos. No solo eso, sino que a quien pregunta le borran el comentario y le expulsan de su página de Facebook de modo que ya no puede ver ni comentar sus noticias. Me parece un insulto a los aficionados, que olvidan que somos sus clientes, y un desprecio total hacia la tauromaquia el tener tal comportamiento con la situación por la que pasa la fiesta y los ataques de fuera que sufre como para que encima se permitan estos lujos, despreciando a la afición y haciendo que decaiga el interés por la única feria que queda en la ciudad. A este ritmo se la terminarán de cargar, es la puntilla, empezar ya empezaron hace tiempo anunciando siempre los mismos nombres,los mismos toros, no dejando sitio para los jóvenes y de 24 toros que se matarán a pie no trayendo ni uno que no sea de encaste Domecq. La feria lleva siendo aburrida mucho tiempo, pero seguíamos yendo por afición y porque no tenemos otra y hay que apoyarla,pero desde luego tratando así a los aficionados en un año no encontrarán quien la apoye."

Añado yo: estas cosas pasan cuando se junta mAtila, Rey de los hunos, con un alcalde ex-taurino cobarde que ahora se desmarca del tema.






domingo, agosto 27, 2017

Dámaso, cosas que nunca te dije ( Lorenzo del Rey )


Dámaso, todavía recuerdo la primera vez que te vi torear y mi padre Emilio me dijo “fíjate, hace la faena en un ladrillo mientras que el resto necesitan una bancal para conseguir algo”.

- Aquí el artículo completo -

viernes, agosto 25, 2017

"La decadencia del toro encastado es el gran malde la Fiesta" ( Andrés Amorós)


En el coloquio del Club Cocherito, uno de los más antiguos y prestigiosos de España, me preguntan si creo que ha bajado la seriedad del «toro de Bilbao», santo y seña de esta Feria. Sinceramente, creo que, en presencia, en general, no; en casta y fiereza, sí, como en toda España, por la evolución hacia toros «artistas», «toreables», que «se dejan». Y, desde luego, lo que ha bajado mucho –también, como en toda España– es la exigencia del público. ¿Dónde quedó aquel público bilbaíno, educado pero de enorme exigencia? En la historia… Jorge Manrique lo dijo con más belleza: «¿Qué fueron sino verduras / de las eras?»
La decadencia del toro encastado es el gran mal de la Fiesta; su origen, la escasa exigencia del público, que tolera la comodidad de las figuras

Andrés Amorós - "Las figuras están muy cómodas "

lunes, agosto 21, 2017

Cuando sale un toro encastado...

Cuando sale un toro encastado, la cosa se pone seria; si, además, la estampa es imponente y luce cara astifina, el asunto no es para tomársela a broma.
Y eso fue lo que ocurrió con la corrida de Torrestrella, muy bien presentada, que acudió con prontitud a los caballos, persiguió en banderillas y se movió sin descanso en la muleta; prevalecieron, eso sí, la codicia, el genio y la dificultad por encima de la nobleza y la calidad que permiten el toreo moderno. Eran toros para lidiar y torear, no para dar pases; eran toros para toreros heroicos y poderosos, experimentados, con oficio y las ideas muy claras. En otras palabras, toros para un mirlo blanco.
Y pasó lo que tenía que pasar, que ganaron los de negro, que vendieron muy cara sus vidas, que no se cansaron de embestir, y, por fortuna, no dieron un disgusto irreparable a una valerosa y respetable terna que, en líneas generales, estuvo por debajo sus oponentes.
(...)
Conclusión: ganaron los toros y perdió el ganadero. Se correrá la voz de la casta del toro y, a estas horas, ya estará tachada la ganadería de Torrestrella en las agendas de las figuras. Así está esto…

Fotos : Arjona ( Aplausos)


domingo, agosto 06, 2017

¿La evolución del toreo? (Pepe Luis Vargas)


En estos tiempos de toreo basado en la técnica mecánica, en el compás atrasado, en los toros desviados hacia afuera y pasándose el toro a medio metro del cuerpo, además de el nuevo dicho de “empujar al toro” al que lo empujan doblando el cuerpo para llevarlo largo, en lo que llaman evolución del toreo.
No tengo más remedio que recordar esos muletazos:
De bamba en el hocico
... del toro, para arrastrando la muleta por el albero, llevar prendido al toro en los vuelos y muy ceñido, casi rozando los muslos del torero, derecho y con empaque y templar la embestida al giro de la cintura, para sacar la muleta por debajo de los pitones con el suave giro de la muñeca y acompañando con el pecho.. para dejarla allí muerta en el hocico y ligar seis o siete muletazos con hondura, verdad y toda el alma puesta y olvidándose totalmente del cuerpo y del riesgo…. donde el sentimiento difumina la técnica….
En fin que no se debe evolucionar hacia atrás… digo yo
Pepe Luis Vargas. 2017.

miércoles, agosto 02, 2017

Occidente se va a la mierda

Ganar a la muerte escondiéndola ( Rubén Amón)

Es cuanto ha sucedido en las islas Baleares con la decisión de perpetrar la corrida incruenta. Corrida e incruenta son conceptos antitéticos, pero el estado confusional de la sociedad contemporánea y el intervencionismo moral de la clase política han conseguido conciliarlos en una grotesca fórmula pedagógica e hipócrita.
Pedagógica porque la Administración balear convierte al ciudadano en un niño, restringiéndole desde una hegemonía ética aquello que puede ver o no debe ver. E hipócrita porque los toros que se lidian en semejante simulacro acaban en el matadero, despojados de su rango totémico, de su honor y de su valor eucarístico.

Rubén Amón